A la hora de emprender un negocio, una de las dudas más frecuentes que suele surgir es la de que forma jurídica adoptar para tu empresa.

En las primeras etapas, son muchos los que dudan entre ser autónomo o constituir una sociedad, valorando los pros y los contras de cada opción.

Para ello, hemos elaborado este cuadro en el que  resumimos los principales aspectos y obligaciones a tener en cuenta en cada una de las formas jurídicas, aunque claro está, que hay que tener en cuenta la situación particular de cada emprendedor para tomar finalmente la decisión más acertada.

AUTÓNOMO S.L.
Tiempo aprox. constitución Inmediato 30-40 días
Alta en organismos

(trámites)

Hacienda- censo profesionales

Seguridad Social

Petición nombre RM

Redacción estatutos

Notaría-Escritura

Inscripción RM

Hacienda- censos empresas

IAE

Alta en autónomos del Administrador de la Sociedad.

Capital social mínimo 0 € 3.006 €
Responsabilidad Se responde con todos los bienes presentes y futuros. Responsabilidad limitada en función del patrimonio y las aportaciones sociales realizadas.
Impuestos IRPF / IVA IS / IVA / IRPF
Tipo impositivo de las ganancias Progresivo en función de los ingresos 25%

Como siempre, aconsejamos que consultéis con un abogado o asesor fiscal vuestro caso concreto y os de un asesoramiento personalizado.

¡Nosotros estaremos encantados de ayudarte! Conoce más sobre nosotros en www.lucioabogados.com