Abogados Vitoria » Cuestiones previas al divorcio y documentación necesaria

 

Normalmente, cuando los clientes acuden a nuestro despacho para solicitar iniciar los trámites del divorcio ya han leído mucho acerca del procedimiento y vienen con una idea más o menos clara de cómo lo quieren hacer y de las medidas que quieren solicitar. Sin embargo, también acuden personas que lo tienen menos claro o están en una fase más previa y necesitan un mayor asesoramiento acerca del proceso y de las primeras cuestiones que hay que plantearse. Es por ello que, en este artículo, pretendemos resumir las cuestiones previas que hay que plantearse antes de solicitar el divorcio y la documentación necesaria para iniciar el procedimiento.

Cuestiones previas al divorcio

1. Divorcio de mutuo acuerdo o contencioso.

Lo primero que hay que valorar es si existe la posibilidad de llegar a un acuerdo con el otro cónyuge acerca de los elementos esenciales del divorcio. Estos elementos son: la custodia de los hijos menores, el uso del domicilio, la pensión de alimentos, la pensión compensatoria, la liquidación de la sociedad de gananciales, etc.

Esta es una cuestión esencial, ya que el tipo de procedimiento, la rapidez y los costes del divorcio van a variar sustancialmente en ambos casos. Por resumir, en el caso de que se pueda plantear un divorcio de mutuo acuerdo, el procedimiento va a ser mucho más rápido, económico y menos traumático que el caso de un divorcio contencioso.

Es por ello que, en el caso de que estéis pensando en divorciaros, os aconsejamos que de forma previa acudáis a un profesional que os asesore acerca de las medidas derivadas del divorcio que en vuestro caso hayan de establecerse (no es lo mismo un matrimonio con hijos que sin hijos, con muchas propiedades o ninguna…) y valoréis la posibilidad de llegar a un acuerdo respecto de cada una de ellas.

Si no es posible alcanzar un acuerdo, habrá que iniciar un divorcio contencioso. Esto no quiere decir que, a lo largo del mismo, se pueda reconvenir a un procedimiento de mutuo acuerdo si cambia la situación.

2. Acudimos con los mismos profesionales o cada uno con los suyos.

En los casos de divorcio contencioso es obligatorio que cada cónyuge se encuentre asistido por su propio abogado y procurador. Sin embargo, en los casos de divorcios de mutuo acuerdo, es posible que ambos cónyuges acudan asistidos por el mismo abogado y mismo procurador. Lo que ocurre es que en muchas ocasiones los cónyuges desconfían de esta fórmula, ya que en estos casos surgen suspicacias tales como: “tú conoces al abogado y se va a poner de tu parte”, “como tú buscaste al abogado será porque le conoces…”

Cabe poner por delante que, como abogados, en el caso de que representemos a los dos cónyuges, actuamos con total imparcialidad, buscando el acuerdo entre ambos y sin posicionarnos a favor de ninguno de los dos. Pero si los cónyuges no se encuentran cómodos, lo mejor será que cada uno se busque su propio abogado y entre ambos abogados presenten la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.

3.   Separación previa al divorcio.

En la actualidad NO es necesario que se produzca la separación de forma previa al divorcio, pero en muchos casos la realidad es que cuando los clientes acuden al despacho para solicitar el divorcio ya se ha producido una separación de hecho de los cónyuges. Es decir, hace tiempo que no conviven entre ellos.

Como hemos dicho, cada matrimonio es un mundo y, en consecuencia, cada divorcio tendrá sus propias especialidades. Por ello, es muy recomendable acudir a un profesional en el momento en el que se tome la decisión, para que os ayude a conocer los aspectos esenciales de vuestro caso en particular y podáis tomar las decisiones y valorar todas las cuestiones bien asesorados y contando con toda la información adecuada en cada caso.

Documentación necesaria en un divorcio

Una vez tomada la decisión de divorciarse, la documentación necesaria que hay que recabar para entregar a los abogados es la siguiente:

  • Certificado de matrimonio: se solicita en el Registro Civil.
  • Certificado de nacimiento de los hijos del matrimonio: igualmente se solicita en el Registro Civil.
  • Certificado de empadronamiento: se solicita en el Ayuntamiento o en las Oficinas de Atención al Ciudadano.

En algunos casos, y depende de las medidas que se propongan, harán falta otros documentos como nóminas, declaraciones de la renta, etc. Sin embargo, en estos casos específicos vuestro abogado será quien valore la necesidad de aportar los mismos y quien os proponga documentación adicional para aportar.

Esperamos que este breve artículo os haya sido de interés. En el caso de que tengáis alguna duda adicional no dudéis en dejarnos un comentario o contactad con nosotros a través de la pestaña de contacto o nuestras redes sociales.