Llega la Navidad y con ella el sorteo de la Lotería en el que todos depositamos la esperanza de ser premiados y llevarnos algo de dinero para empezar bien las fiestas.

En lo que no solemos pensar, es que si resultamos afortunados, deberemos tributar por el premio recibido. Los premios que tributan son los siguientes:

  • Premios inferiores a 2.500 €: se encuentran exentos de tributación, por lo que no se paga nada a Hacienda y disfrutaremos del premio íntegro.
  • Premios superiores a 2.500 €: tributan un 20%, por lo que sólo disfrutaremos del 80% del importe recibido.

Cada décimo tributa por separado, y lo hace en el mismo momento se ser cobrado.

En el caso de que el décimo se haya dividido en participaciones y resulte premiado, hay que tener en cuenta que el depositario del décimo deberá tributar por el importe obtenido (si es mayor de 2.500 €), por lo que tan sólo repartirá el premio neto, cobrando cada participante la cantidad que le corresponda una vez descontados los impuestos. Además, en este supuesto, conviene alertar de la necesidad de que el gestor identifique claramente a los beneficiarios de las participaciones premiadas frente a la Agencia Tributaria, para evitar así que se considere como una donación y tener que tributar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Os deseamos mucha suerte y una feliz navidad.

www.lucioabogados.com